Imagínate provocando suspiros en tu ausencia y en tu presencia, imagínate seduciendo la vida a tu favor, digo, si ya vas a tener poder, el poder de seducir, por que no seducir todo cuanto te acontece en la vida.

 

Una de las razones por las que el tema de la seducción suele ser de gran interés , es por que tanto a ti como a mi, nos gusta la conquista.

La idea de la conquista en nuestro país guarda de manera individual y colectiva una derrota que nadie quiere vivir, ni siquiera en el fútbol y un triunfo que todos queremos saborear, hasta en la entrega de un Oscar a un mexicano. Cada país genera sus propios iconos de seducción y los moldea a través del tiempo y de los personajes que mas influencia tienen en el.  Así que bueno, hablemos de lo que indudablemente le atañe más a la actitud seductora.

Imagínate cautivando justamente a quien querías que te mirara, imagínate diciendo las palabras exactas acompañadas de ese mágico tono de voz para pactar el mejor negocio de tu vida, imagínate provocando suspiros en tu ausencia y en tu presencia e imagínate seduciendo la vida a tu favor, digo, si ya vas a tener poder, el poder de seducir, por que no seducir todo cuanto te acontece en la vida.

Pero pasa que en nuestra hermosa cultura llena de sus mitos y leyendas se nos enseña a vivir lo sexual y lo social por separado.  Es como si tuvieras que vivir siendo uno en lo sexual y otro en lo social, escondiendo en la intimidad aquello que lo social también esconde, desahogos, manipulación, inseguridad, pasión, poder, libertad, solo por nombrar algunos. Así que ambas expresiones (social y sexual) quedan condicionadas por lo que crees que eres y por lo que crees que tiene valor.

Por ello, el concepto y la imagen que traemos a nuestra mente al hablar de seducción es muy diferente para cada uno de nosotros, depende de la postura que más practiques en la vida.  Una postura más social hará pensar que la seducción se trata de manipulación para conseguir lo que quieres, mientras que para otros solo hablaría del irresistible deseo sexual que se puede provocar.

Nuestros pensamientos se amplifican a través de esa expresión emocional que desarrollamos en la vida, así que imagínate, si pensamos que seducir es solo éxito sexual, solo se encendería tu energía para lo sexual y se enfriará frecuentemente para todo lo social, como en tu trabajo, tus amigos, tus retos, tus buenos y no tan buenos días, tus cambios,  en fin… pasamos de ondas de calor extremo, a botas y ropa térmica según la situación.

Déjame darte un ejemplo: utilizar tu energía sexual para el trabajo en lunes, cuando el día de quincena esta mas lejos que la llegada de los peregrinos. No es ir a seducir a tu jefe o algún compañero para que te haga el trabajo, es comprometerte y esforzarte por tu buen sentir, es hacer tu trabajo como nadie más lo haría, es entregar tu calor a una mañana fría y resolver los problemas sintiendo el placer de no haberte enfriado o detenido ante ellos.

Seducir entonces es la integración de tu energía sexual en la vida social, no es una habilidad en sí misma, sino la suma de muchas de ellas.

Un buen seductor tiene una imagen más real y congruente de sí mismo y se mantiene excitado, es decir, encendido por permitir que todas sus habilidades magneticen de un buen sentir todo cuanto le rodea en la vida.

Finalmente sabemos que hay muchos tips, técnicas, e información respecto a la seducción y sus significados, toma estas líneas como una opción más para seguir aprendiendo de lo que te gusta y quédate con lo que más desees para ti.

Si lo que buscas es convertirte en ese seductor o seductora que siempre has deseado, te comparto algunas claves básicas para encender tu energía.

  • Déjate seducir. Tienes que saber lo que se siente quedar encantado con alguien, sin miedo, sino, ¿cómo sabrás el efecto que puedes causar en un otro? Disfruta del encanto genuino que todos tenemos.  Algunas de las personas que en esta integración de energía sexual y social han seducido mi vida son Chen Lizra y Nuria Suárez ambas encantadoras de su vida. ¿Que pensante, le gustan las mujeres? para nada. Dejarte seducir también implica mirarle la vida a alguien y dejarte inspirar por sus logros, no solo por sus ojos, su cuerpo o su sonrisa, ¡recuerda, seductores y seductoras con una imagen más real y congruente de sí mismos!
  •  El magnetismo de una persona radica en que cerca de ella nos sentimos mejor que cuando esta lejos. Así que una actitud seductora es prestar al otro una atención extraordinaria, de manera honesta y sutil, para generarle un ambiente de bienestar a través de tu compañía o incluso en tu ausencia, donde tu recuerdo es inevitable para el otro. Para ello, entrénate en tu autoconocimiento, así encontraras lo que te falta y podrás atenderlo.
  • Conecta con tu juego interno, es decir, ¡escuchate! ¿Que hace que te prendas más y no pares hasta conseguirlo?, ¿que hace que rápido te enfríes y caigas en la desaprobación?, ¿que hace que te dividas más según lo sexual o lo social? porque definitivamente si escucharte te da sueño, te incomoda o lo haces rápido, seguramente te perderás de las palabras clave para entrar y quedarte en la mente de quien te interesa, luego por andar pensando demasiado que decir para impactar , salimos impactados pero en la pared.
  • Identifica muy bien desde donde parten tus ganas de ser seductor, en algunas de mis consultas escucho que quieren seducir por venganza, para que el otro vea de lo que se perdió, pero la venganza es de los vengadores no de los seductores. A todos nos gusta recibir atención, pero de pronto la necesidad de que te atiendan no implica que el otro no tenga también necesidades de atención, recuerda que no solo se trata de más poder sino de compartirnos mejor y de manera congruente, no te me vayas a emocionar de más y andes compartiendo con el mundo entero lo que ya decidiste compartir con alguien en especial. 

Quizás las ganas de seducir implica la idea de lucir mejor y de verte físicamente más atractivo, y eso está bien, pero no es lo único que llama la atención. Se deja huella con lo que se percibe de ti, eso que se puede leer y oler en el aire. Así que bueno, de paso no estaría mal  un nuevo perfume que transmita simbólicamente  lo que hoy quieres de ti…

Gracias por leerme, con cariño Cynthia.